El otoño

El otoño comienza a abrirse en colores vivos y soñados. Surgen en el campo. Árboles vestidos en amarillo, malva, naranja…  y las montañas los abrazan. E irán apareciendo algún día aun levemente lejano, alfombras de hojas que irán desmejorándose. La melancolía  sobre la alegría de los colores, lloriquea. Y más si cae la lluvia. Y más si el sol se aleja antes. Las ventanas del pueblo y sus bombillas encendidas, esperan a que suene el reloj antes de la noche que cubre con soledad oscura. Pero la belleza palpita y vive. En unas horas volverá el otoño con el dorado del sol. Y se hace la luz.

Elena Santiago